FACUA Málaga denuncia al Weekend Beach por cobrar la devolución del dinero de las pulseras 'cashless'

La asociación considera que el festival también vulneró los derechos de los consumidores al no permitir el pago en efectivo y prohibir el acceso con comida y bebida.

FACUA Málaga denuncia al Weekend Beach por cobrar la devolución del dinero de las pulseras 'cashless'
Imagen: Weekend Beach Festival.

FACUA Málaga ha denunciado a WBF 2020 Aie, empresa promotora y organizadora de Weekend Beach Festival que tuvo lugar en Torre del Mar entre el 6 y el 9 de julio de este año, por cobrar la devolución del dinero de las pulseras cashless.

Estos dispositivos podían ser recargados con dinero por vía telemática o en el propio festival en zonas concretas del recinto, siendo el único método de pago habilitado en el evento, por lo que no se permitía a los asistentes abonar sus consumiciones ni en efectivo ni con tarjeta.

La cantidad mínima a recargar era de 10 euros y las sucesivas recargas debían ser por múltiplo de 5 euros. Además, una vez finalizado el festival, debido a los importes exigidos era posible que no se consumieran la totalidad de las mismas.

En ese caso se ha establecido un plazo de únicamente 5 días para que los asistentes al Weekend Beach Festival puedan recuperar el importe sobrante de sus pulseras, siendo la fecha límite el 15 de julio. Este proceso era mediante transferencia bancaria, la única admitida, y suponía un coste de 2 euros.

FACUA Málaga recuerda que la prohibición de pago en efectivo es claramente contraria a la normativa protectora de los consumidores, de hecho el pasado 28 de mayo entró en vigor la modificación del citado Real Decreto Legislativo 1/2007, por la que se incluía como infracción de consumo en el artículo 47, 1, ñ) "la negativa a aceptar el pago en efectivo como medio de pago dentro de los límites establecidos por la normativa tributaria y de prevención y lucha contra el fraude fiscal".

Del mismo modo, la no inmediata devolución de la recarga no utilizada sin coste alguno supone una vulneración de varios artículos del citado Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, como ha ocurrido en casos anteriores.

La prohibición de comida y bebida

Weekend Beach Festival recoge además en sus condiciones generales que "queda terminantemente prohibida la entrada al recinto del festival de cualquier tipo de comida o bebida, pudiendo los asistentes ser registrados. El incumplimiento de este punto supone la expulsión inmediata del recinto".

Con base en la normativa, el punto 2 del artículo 7 del reglamento de Admisión de personas en los establecimientos de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas, marca las condiciones de admisión para el acceso de personas que porten comidas o bebidas para ser consumidas en el interior de establecimientos de hostelería o de ocio y esparcimiento, aprobado por el Decreto 10/2003, de 28 de enero.

Por su parte, el Decreto 155/2018, de 31 de julio, por el que se aprueba el Catálogo de Espectáculos Públicos, Actividades Recreativas y Establecimientos Públicos de Andalucía, dentro de los Establecimientos de espectáculos públicos, contempla en el punto 3 que "se denominarán y tendrán la consideración de auditorios, a efectos de la Ley 13/1999, de 15 de diciembre, aquellos establecimientos públicos que se destinen a la celebración de espectáculos musicales o al desarrollo de actividades recreativas culturales y sociales".

Atendiendo al Catálogo anterior, el festival tendría la consideración de auditorio y no de establecimiento hostelero, por lo que la entidad no está autorizada para establecer esta restricción en el acceso.

Así, la prohibición de entrar en un evento musical con comida es contraria a la ley, como la asociación viene denunciando. La actividad principal de este festival no es la hostelería, sino el desarrollo de un espectáculo musical, por lo que la prohibición de consumir alimentos y bebidas adquiridos fuera del recinto no es necesaria para la correcta consecución de la actividad comercializada.

Las cláusulas abusivas

El festival indica en sus condiciones generales que "la organización se reserva el derecho a hacer cambios en la programación y horarios del evento, debido a causas de fuerza mayor o última hora".

Además, se incluye el hecho de que "la entrada no puede ser objeto de devolución, ni cambio, salvo cancelación total del evento, o modificación de la fecha de celebración del mismo".

También "la Organización puede anular o modificar cualquiera de las anteriores condiciones siempre que lo considere oportuno y en beneficio del correcto funcionamiento del evento".

Al respecto, la asociación entiende que las anteriores condiciones corresponden a cláusulas abusivas, básandose en el artículo 82.1 del Real Decreto legislativo 1/2007, ya que causan "un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato".

La asociación ha solicitado que se realicen las inspecciones oportunas destinadas a incoar procedimiento sancionador contra WBF 2020 Aie y Weekend Beach Festival como consecuencia de la vulneración de los derechos de los consumidores.

Finalmente, FACUA Málaga aconseja a aquellos usuarios que puedan verse afectados por esta situación que acudan a la asociación para que ejerza acciones en defensa de sus derechos.

Ya somos 248.446