Hogar

¿Y si te cobran el tope al gas ilegalmente?

Revisa tu factura, porque si tienes una tarifa de mercado libre, solo pueden aplicarte la compensación por la excepción ibérica si firmaste o renovaste tu contrato a partir del 26 de abril de 2022.

Por Rubén Sánchez

Millones de recibos de la luz incluyen desde junio un recargo por cada kilovatio hora (kWh) consumido como compensación a las centrales que queman gas para generar electricidad por el tope al precio al que pueden pujar en la subasta diaria. Revisa tu factura, porque si tienes una tarifa de mercado libre, solo pueden aplicarte ese recargo si firmaste o renovaste tu contrato a partir del 26 de abril de 2022.

Si no fuera por ese mecanismo, conocido también como excepción ibérica al aplicarse en España y Portugal, las tarifas serían todavía más caras. Y es que de no existir el tope al gas, el resultado de la subasta sería un precio muchísimo más elevado, del que se beneficiarían todas las centrales que entran en la puja, fuera cual fuese la tecnología de generación eléctrica: eólica, solar, nuclear, hidráulica...

Mediante el sistema implantado desde el 15 de junio de este año, las empresas que queman gas acaban cobrando el precio al que hubieran pujado en la subasta: la diferencia con el tope que se les ha fijado la reciben mediante el mecanismo de compensación en las facturas. Pero el resto de empresas de generación cobran menos y por eso nuestras facturas son, digamos, carísimas, pero no tanto como podrían serlo.

Sin embargo, se está produciendo un fraude por el que muchos usuarios están pagando el recargo por el tope al gas sin que todavía les corresponda. ¿Cómo? Fundamentalmente mediante dos argucias de ciertas eléctricas.

La primera argucia es fabricar contratos al estilo Cospedal, en diferido y en forma de simulación. La eléctrica finge que el usuario ha pedido una nueva tarifa y pega el cambiazo en su contrato, con lo que comienza a aplicarle tanto los nuevos precios como el recargo de marras.

La segunda fórmula que utilizan para cometer este fraude es inventar que los usuarios que han pedido subir o bajar su potencia están realizando un cambio de contrato y que, por tanto, tienen que aplicarle el tope al gas. Falso y, obviamente, reclamable.

¿Cuáles son los usuarios que sí tienen que pagar el tope al gas? Por un lado, todos los que tienen la tarifa semirregulada PVPC. Por otro, los que tienen tarifas del mercado libre con contratos firmados o renovados a partir del pasado 26 de abril.

Si firmaste un nuevo contrato o te actualizaron el que ya tenías antes de esa fecha, tendrá que pasar un año desde ese cambio para que comiencen a cobrarte la compensación.

Ojo a los fraudes

En FACUA estamos recibiendo un número creciente de reclamaciones por estas irregularidades, ante las que estamos exigiendo a las eléctricas que refacturen a los afectados para devolverles la diferencia al alza que les están cobrando. Y también, por supuesto, que continúen aplicándoles la tarifa que tenían contratada y sin aplicarles el recargo hasta que llegue la fecha de actualización. O hasta que el usuario decida cambiar de contrato, cosa que en estos momentos no resulta muy conveniente para la gran mayoría de quienes están en el mercado libre, ya que empezarían a repercutirles el mecanismo de compensación.

De hecho, en estos momentos quien no paga todavía el tope al gas debe estar en alerta ante cualquier oferta telefónica que reciba de una eléctrica. En el momento en que acepte una, comenzará a pagar la compensación. Y eso solo merece la pena para quienes estén pagando una tarifa tan desproporcionadamente alta que le ofrezcan otra mucho más baja que, sumada al tope al gas, siga siendo menos cara que la actual.

Falta de transparencia

El gran problema es que el importe del tope al gas varía cada hora, como el precio del kilovatio hora. Con lo que, si tenemos una tarifa de mercado libre donde se aplique la compensación, solo podemos saber cuánto hemos pagado por él de media en nuestra última factura. Para ello tenemos que dividir el importe que representa la compensación entre el número de kilovatios hora consumidos. Pero la cifra puede ser muy superior, o muy inferior, a la de los siguientes recibos.

Y si tienes PVPC, en tu factura no podrás encontrar ningún dato relativo a la compensación. El tope al gas está incluido en lo que pagas por la energía, sin ningún tipo de desglose.

Cuestiones que provocan una gran dificultad para comparar tarifas y que desde FACUA hemos expuesto a la vicepresidenta Teresa Ribera, ya que impiden a los consumidores saber si pueden encontrar en el mercado ofertas algo menos caras de las que tienen contratadas.

__________

Rubén Sánchez es secretario general de FACUA.

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 43.673