Multan al Hotel Plaza de Sevilla con 2.200 euros por no devolver una reserva anulada por el confinamiento

El afectado no pudo alojarse en el establecimiento por la declaración del estado de alarma, pero la empresa se negó a devolverle los 523 euros que pagó por la estancia. Ahora, Baleares ha sancionado al hotel.

Multan al Hotel Plaza de Sevilla con 2.200 euros por no devolver una reserva anulada por el confinamiento

La Dirección General de Consumo de las Islas Baleares ha impuesto una multa de 2.200 euros al Hotel Plaza de Sevilla por no reembolsar a un cliente la cuantía de 523,80 euros de una reserva para mayo de 2020 que tuvo que cancelar tras decretarse el estado de alarma con motivo de la Covid-19.

El denunciante tenía una reserva confirmada entre el 8 y el 11 de mayo en este hotel ubicado en pleno centro de la capital hispalense. El 14 de marzo, el Gobierno decretó el estado de alarma como medida de excepción para afrontar la crisis sanitaria, lo que obligó al cese temporal de toda actividad que no fuese catalogada como esencial para la ciudadanía. Los establecimientos hosteleros tuvieron que cerrar, siendo imposible la prestación del servicio contratado.

El 6 de abril, en vista de que la situación no mejoraba y que se había prorrogado el estado de alarma, el afectado envió un correo electrónico al Hotel Plaza de Sevilla, y le pidió poder cambiar a octubre la reserva de las dos habitaciones que tenía para el mes de mayo.

El hotel no le permitió un cambio de fechas

El establecimiento le negó su petición al asegurar que estaba completo para ese mes. Fue entonces cuando solicitó anular la reserva y que le devolviesen el dinero, pues en mayo no iba a poder alojarse en el hotel debido a las restricciones de movilidad que no permitían los desplazamientos no justificados.

La respuesta del Hotel Plaza de Sevilla llegó el 6 de mayo, apenas dos días antes de la fecha de la reserva. En su escrito aseguraba que sus instalaciones estaban abiertas, y que no permitía la devolución del dinero sino un cambio en la reserva a efectuar antes del 28 de febrero (fecha que ya había pasado cuando el afectado recibió el correo electrónico del hotel).

Visto que no le ofrecían ninguna solución, el consumidor interpuso en junio de 2020 una denuncia ante la Dirección General de Consumo de las Islas Baleares. Este organismo abrió un expediente a Novo Planing Express RT, SLU, empresa que gestiona el Hotel Plaza de Sevilla, al entender que el hecho de no devolver el dinero al cliente suponía una vulneración de la normativa autonómica de protección a las personas consumidoras y usuarias.

No atendió ningún requerimiento

El organismo que dirige Fèlix Alonso Cantorné hizo llegar al hotel entre julio de 2020 y octubre de 2021, tanto por correo postal certificado como por correo electrónico, media docena de requerimientos donde se le pedía información sobre este asunto. En ningún caso se obtuvo respuesta alguna por parte del establecimiento.

La Dirección General de Consumo de las Islas Baleares inició en febrero de 2022 un expediente sancionador contra el Hotel Plaza de Sevilla por "no devolver el importe correspondiente a la reserva de hotel que no se pudo utilizar a causa de las medidas adoptadas durante la vigencia del estado de alarma".

En las siguientes semanas se intentó notificar a la empresa, en varias ocasiones y por diferentes vías, la apertura de este expediente sancionador por si quisiese presentar alegaciones, resultando una vez más infructuoso en todos los casos.

Infracción administrativa leve

El organismo balear le atribuye a este hotel sevillano una infracción administrativa leve, tipificada en el artículo 81.II.32 de la Ley 7/2014, de 23 de julio, de protección de las personas consumidoras y usuarias de las Islas Baleares, por haber vulnerado el artículo 36 del Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente a la Covid-19.

Esta norma recoge que "el empresario estará obligado a devolver las sumas abonadas por el consumidor o usuario, salvo gastos incurridos debidamente desglosados y facilitados al consumidor, en la misma forma en que se realizó el pago en un plazo máximo de 14 días, salvo aceptación expresa de condiciones distintas por parte del consumidor y usuario".

Por todo ello, la Dirección General de Consumo ha impuesto al Hotel Plaza de Sevilla una sanción de 2.200,01 euros como responsable de una infracción leve, en su grado medio, en materia de defensa de los consumidores y usuarios.

Contra esta resolución, la empresa puede interponer un recurso de alzada ante la Consejería de Salud en un plazo de un mes desde la recepción de la notificación. La administración balear advierte de que en caso de no presentar recurso, si el pago de la multa no se hace efectivo en los plazos previstos, se seguirán los trámites de la vía de apremio a través de Hacienda, con los recargos por demora y los intereses legales pertinentes.

Ya somos 249.588