Investigan el robo de datos de 2.000 clientes de Naturgy para convencerlos de cambiarse de compañía

Miembros de una organización con una red de 'call centers' llamaban a los usuarios haciéndose pasar por empleados de la energética y les instaban a cambiar su contrato a VM Energía.

Investigan el robo de datos de 2.000 clientes de Naturgy para convencerlos de cambiarse de compañía

El Juzgado de Instrucción número 6 de Madrid está investigando un presunto robo masivo de clientes a Naturgy. La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional ha detenido a 44 individuos y tomado declaración a otros tres que accedieron supuestamente de manera irregular a las bases de datos de la eléctrica para consultar la información de sus abonados y convencerlos mediante engaño de que se pasaran a otra compañía. El presunto cerebro de la organización, el empresario Carles Vidal Gil, controlaba una red de call centers con delegaciones en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Huelva, Cádiz, Jaén, Málaga y Ciudad Real, y habría utilizado testaferros para ocultar los beneficios que obtenía.

Segun ha publicado El Confidencial, la operación de la UDEF, bautizada con el nombre de Nikola, se produjo en marzo y abril de 2022, aunque ni los detalles del dispositivo ni las diligencias judiciales habían trascendido hasta ahora, pese a la magnitud del caso. A los implicados se les atribuyen "delitos contra el mercado de los consumidores, usurpación de estado civil y estafa", como consta en el sumario de la causa, al que ha tenido acceso El Confidencial. Además, el cabecilla de la trama afronta acusaciones relacionadas con el blanqueo de capitales y frustración de la ejecución. Las defensas sostienen que todo es un montaje para justificar la pérdida de clientes que viene sufriendo Naturgy.

Las pesquisas apuntan a que al menos 30.000 clientes de la multinacional fueron contactados por los call centers de la organización para que se pasaran a Villar Mir Energía (VM Energía), la empresa del Grupo Villar Mir que figura como principal beneficiaria del esquema delictivo. Según las estimaciones más conservadoras, unos 2.000 clientes de Naturgy terminaron cambiando de comercializadora. Juan Miguel Villar Mir vendió VM Energía al fondo de inversión italiano F2i en agosto de 2022. Al mes siguiente, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sancionó a la empresa con una multa de 150.000 euros por las prácticas descubiertas en el marco de este procedimiento.

La investigación arrancó en septiembre de 2019, cuando el director de Ventas de Naturgy, José Nemesio Rodríguez, denunció ante la Policía que habían detectado que varias personas no identificadas estaban llamando a sus clientes haciéndose pasar por empleados de su compañía. Según el directivo, lo más extraño era que los autores de las llamadas conocían todos los datos de los abonados (nombre, puntos de suministro, DNI, potencia contratada, teléfono e incluso la cuenta bancaria). Con la excusa de una supuesta rebaja en las tarifas, los convencían para que se cambiaran a VM Energía.

Los agentes de la Brigada de Delincuencia Económica y Fraude Financiero de la UDEF analizaron la base de datos de Naturgy y comprobaron que había sufrido 1.156 supuestas incursiones desde ordenadores situados en oficinas del grupo Nivalco, una task force o fuerza de ventas con decenas de comerciales por toda España, especializada en la captación de clientes para todo tipo de grandes compañías. Los policías también averiguaron que, en esos momentos, Nivalco y sus subsidiarias estaban trabajando para VM Energía.

El sumario apunta al posible origen de la brecha de información de Naturgy. El gigante de la electricidad y el gas habría tenido en nómina hasta 2018, aproximadamente, a otra task force llamada Energía Andalucía Occidental (EAO), dedicada también a la búsqueda de altas. Tras finalizar esa colaboración, Naturgy olvidó cambiar las claves de acceso a sus tablas de clientes.

Los investigadores señalan que el administrador de EAO habría continuado utilizando sus viejas contraseñas para consultar la información de los abonados de Naturgy y hacerles ofertas para que se marcharan a VM Energía. En otoño de 2019, toda la estructura comercial de EAO fue asumida por Nivalco y el cabecilla de este grupo empresarial, Carles Vidal Gil, que presuntamente siguió entrando en los archivos de la eléctrica al menos hasta 2021 para mover nuevos clientes a VM Energía.

El sistema era sencillo, pero daba resultados. Primero, los comerciales se colaban en la intranet de Naturgy y clonaban listados enteros de clientes. Después, llamaban a la propia multinacional haciéndose pasar por esos abonados y modificaban sus números de teléfono y direcciones para evitar posibles contraofertas. Posteriormente, los comerciales telefoneaban a los verdaderos clientes simulando que trabajaban para Naturgy y les prometían un descuento en sus tarifas. "El cliente confía en lo que le dicen, ya que tienen todos sus datos personales obtenidos de la base de datos", señala el sumario. Una vez que el consumidor autorizaba el cambio, le pasaban la llamada a VM Energía para que gestores de esta empresa oficializaran el alta.

"A juicio de esta instrucción", señalan los agentes de la UDEF, "se ha creado un entramado societario para aprovechar la vulnerabilidad de la base de datos de Naturgy". Solo en 2019, la primera task force, EAO, cobró de VM Energía 759.642 euros en concepto de comisiones por los clientes que le aportó. Por su parte, Nivalco y sus diferentes filiales facturaron a VM Energía, entre 2019 y 2021, un total de 933.617 euros. Aún mayores fueron los ingresos que recibió Nivalco de la eléctrica EDP en ese mismo periodo, 2.581.736 euros, aunque la relación de la organización con esta otra compañía se ha quedado fuera de las pesquisas.

Los expertos en delitos económicos de la Policía ponen el acento en el máximo responsable de Nivalco, Carles Vidal Gil. Presuntamente, pagó a varios de sus empleados 500 euros mensuales para que aceptaran ponerse al frente de sociedades tapadera que empleaba para canalizar las ganancias de la estafa. El sumario incluye un informe patrimonial que atribuye al investigado y su pareja, J.P.P., una modelo de manos y pies, el control de nueve mercantiles y más de una veintena de terrenos y viviendas en Formentera, Ibiza, Olot (Girona), Castellón, Benaguacil (Valencia), Vic y Roda de Ter (ambas en Barcelona).

Además de a los 44 detenidos, el Juzgado de Instrucción número 6 de plaza de Castilla investiga a otras tres personas y hay más de una decena de personas jurídicas imputadas. VM Energía fue la principal beneficiada por la fuga de al menos 2.000 clientes de Naturgy, pero la causa no se dirige contra esta firma ni sus administradores. Un portavoz de esta compañía asegura que denunció el abuso de sus comerciales en septiembre de 2019, que ha colaborado con la investigación y que ha sufrido un daño económico de 800.000 euros, además del daño reputacional.

La fase de instrucción está cerca del final. La UDEF comunicó los hechos a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) para que sus responsables tomaran las medidas que consideraran oportunas.

Naturgy asegura que también informó de la brecha de datos a ambas instituciones. "Se implementaron medidas de seguridad complementarias para garantizar la seguridad de los datos de los clientes e inmediatamente dichos hechos fueron comunicados a la Agencia Española de Protección de Datos en los términos previstos en la legislación aplicable, así como a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia", asegura un portavoz de la compañía. "La compañía ha colaborado estrechamente con la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal. Naturgy valora muy positivamente la investigación llevada a cabo por la UDEF y el procedimiento penal impulsado por el juzgado de instrucción, con los que colabora plenamente para asegurar la mejor protección de los intereses de sus clientes ante este tipo de actuaciones, al mismo tiempo que ha reforzado sus políticas de ciberseguridad".

Fuentes de las defensas niegan las acusaciones y aseguran que son víctimas de un montaje para tratar de explicar la reducción de la cartera de clientes que padece Naturgy. Aseguran que ellos eran los propietarios de esas bases de datos antes de que fueran contratados por la eléctrica y califican de absurdo que, meses después de terminar esa relación, aún fuera posible usar las viejas contraseñas para acceder a la intranet de la multinacional. Por ello, reclaman el sobreseimiento completo de la causa.

Versión de VM Energía

Los canales Nivalco y EAO eran fuerzas de venta externa históricas de Naturgy, razón por la que podrían haber accedido a ordenadores de dicha sociedad con una brecha digital de sus sistemas. Enérgya-VM no ha sido denunciada ante la Agencia de Protección de Datos, siendo un asunto exclusivo entre Naturgy y sus canales históricos Nivalco y EAO. De hecho, no tenemos informacion ni documentación alguna sobre ese proceso.

VME abrió el caso mediante la presentación de la correspondiente denuncia a finales de septiembre de 2019 ante un posible uso de ventas irregulares. En esta investigación, VM Energia figura en los autos como denunciante y perjudicada, no acusada ni investigada.

La incidencia afectó a aproximadamente 1.700 puntos de suministro. Por criterio de prudencia VM Energia facilitó la reposición de clientes a Naturgy durante los meses de septiembre y octubre de 2019 tras la realización de una auditoría externa, quedando aproximadamente en cartera 500 clientes que fueron captados de forma regular.

VM Energia no tiene relación comercial con los canales de venta externa Nivalco y EAO desde principios de 2020 ya que en consecuencia con las acciones legales iniciadas y las debidas comprobaciones se juzgó coherente, prudente y conveniente no trabajar con dichos canales.

Desde entonces ha colaborado intensamente también con la UDEF y en sede judicial facilitando de hecho la asunción del caso por la Audiencia Nacional tras las fase de diligencias previas. VM Energía también valora positivamente esta investigación.

VM energía ha comunicado a la Policía Judicial unos perjuicios de 600.000 euros en el caso de Nivalco y los de EAO en 200.000 euros, a lo que se añadirá el daño reputacional sufrido en la fase judicial correspondiente.

La CNMC sancionó en agosto de 2022 a Enérgya-VM por irregularidades en la contratacion del canal Nivalco en tan sólo 30 casos. Sanción que fue impugnada por Enérgya-VM en octubre de 2022 ante la Audiencia Nacional.

VM Energia ha solicitado varias veces a la CNMC la necesidad de configurar un registro de comerciales del sector para que las comercializadoras no sufran los perjuicios de malas prácticas, ya que estos comerciales siguen trabajando para otras comercializadoras, hecho que podría atajarse de forma más ágil si se crease una "lista negra" de comerciales del sector.

Ya somos 249.589